31.7.11

Abuelas

Dos señoras mirando el menú del restaurante de un hospital. 

"( Sin ánimo de ofender )"

En un hospital cualquier cosa puede servir de distracción y animar a alguien.  En este caso eran dos señora que se paseaban por los pasillos de la planta. La cosa es que una de ellas hablaba como si fuera la niña del Exorcista y cada vez que pasaba era inevitable reír-se. Poco después me enteré que estaban de acompañantes de su padre. Cuantos años tendría el padre?? nose. Y como guinda final, una de ellas padece el síndrome de diógenes complicando las tareas de l@s infermer@s. La verdad es que eran una distracción para los demás pacientes.